miércoles, 10 de octubre de 2012



 El cuento de nunca acabar

La búsqueda en Internet es una herramienta indispensable, apasionante y lúdica, aunque marcada por el exceso, la banalidad y el carácter fugaz. Todo esto último no es necesariamente negativo, ya que demanda exigencias nuevas al buscador. El exceso nos motiva a seleccionar, la banalidad a evaluar y la fugacidad a diseñar dispositivos de almacenamiento y aprovechamiento de los resultados. La tarea requiere tiempo y planificación para maximizar los resultados, ya que el exceso de resultados conspira contra la efectividad y, por interesante que sea seguir a veces caminos sinuosos sin saber adónde van a parar, la mayor parte de las veces necesitamos llegar a algún lugar en un tiempo determinado.Parte de estos compromisos de búsqueda y de llegada son sociales, porque buscamos, muchas veces, con otros o para otros. Y aunque busquemos para nosotros mismos, no somos islas, sino que estamos todos relacionados.
Uno de los aspectos más importante de lo señalado anteriormente es la evaluación de los resultados de la búsqueda, ya que es lo que, según mi entender, resignifica las tareas de aprender y enseñar, en tanto ya no se trata de adquirir o transmitir información, sino de aprender a evaluar la información que nosotros mismos somos capaces de encontrar. Los procesos de enseñanza y aprendizaje, entonces, nos llevan también a preguntarnos qué queremos hacer con eso que encontramos, por qué lo buscamos y en qué radica su valor. Todo esto, lejos de rebajar la importancia de los contenidos, los torna plenos de significado y los ancla en las vivencias de los buscadores.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Los dilemas del éxito, el tiempo y  la confiabilidad

La búsqueda en la Web forma una gran parte de nuestra tarea como docentes e investigadores. Poco a poco vamos tomando conciencia de que la enseñanza no radica tanto en ofrecer contenidos sino en promover habilidades para operar con contenidos. Por lo tanto, tenemos, además que entrenar a nuestros estudiantes en la búsqueda.
Los tiempos de búsqueda son limitados y, por lo tanto, hay que optimizarlo aprendiendo estrategias que ayuden a cribar el enorme material que ofrece la Web en función de criterios como el éxito y la confiabilidad de los resultados. Para ello, como señala Dodge (2002), hay que servirse de las opciones de búsqueda avanzada para estrechar, precisar, recortar y asemejar. Es muy útil la opción de eliminar palabras de la búsqueda, lo cual permite ir estrechando las opciones. 
El gran desafío es la confiabilidad, que puede ser medida, por ejemplo, en función de las fuentes a las que recurre la página encontrada y las citas apropiadas. Prácticamente una página que no recurra a citas y fuentes se vuelve inútil. Cuando se está buscando sobre la propia especialidad es más fácil detectar, desde luego, el valor de las fuentes, lo cual optimiza el tiempo de búsqueda.
Creo que además hay que ser flexible y estar siempre dispuesto a aprender, porque las funcionalidades de buscadores y metabuscadores evolucionan, así como crecen también los recursos. El aspecto que rescato de esta tarea de entrenamiento como navegantes en el ciberespacio es que permite posicionarse junto a los estudiantes como buscadores.

miércoles, 26 de septiembre de 2012



   
 .

Ejercicio de auto observación

Búsqueda de información sobre: la mentira en el pensamiento aristotélico

Usé el buscador Google académico. Tengo también la posibilidad de usar el Proxy de la biblioteca de la Facultad, pero no entro tan seguido ahí como en Google académico. A veces busco las referencias y después voy al proxy de la Facultad. Usé inglés, ya que la mayoría de los artículos están en esa lengua o bien tienen el abstract escrito en ella.
Los resultados provienen de diferentes campos, deshecho física y medicina, me quedo con los propios del área de filosofía y encuentro que un artículo se repite en varios. Leo rápido el abstract, que me parece interesante. Anoto la referencia para buscarlo en el Proxy de la Facultad la próxima vez que entre (Aristotle on Lying Jane S. Zembaty  From: Journal of the History of Philosophy  Volume 31, Number 1, January 1993  pp. 7-29). Me fastidia bastante el tema de las citas de Google Académico (todo fue citado cientos de veces en trabajos de temáticas variadas), como no tengo tiempo de meterme en detalles guardo sólo esta referencia (sobre todo después que pasé tres páginas infructuosas, porque citaban obras que conozco o que están alejadas del tema).
Como primera aproximación estoy satisfecha, prefiero encontrar un artículo (en el Proxy o la Hemeroteca), leerlo y ver a qué otras obras remite. No me gusta llenarme de información sin procesar. Este artículo pertenece a una revista que conozco, así que lo considero confiable. Tengo cuidado, eso sí, de registrar en un archivo los datos para no perderlos y dejar alguna orientación acerca de qué busqué y qué no (por ejemplo, búsqueda en Google Académico, sólo inglés), por si quiero seguir buscando más adelante.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Búsquedas antiguas y modernas






Proceso de recolección de datos de un buscador
Búsquedas en los ficheros de la biblioteca de la universidad
Búsqueda de caracteres chinos en mi fichero
Búsqueda de libros en mi biblioteca
Búsqueda de recetas de cocina en mi carpeta de recetas
Búsqueda de productos faltantes para lista de compras



Proceso de indización
Organización según autores o temas en los ficheros de la Facultad
Organización de mi lista de caracteres chinos según orden alfabético de la transcripción (sería un “orden occidental”)
Organización de las recetas según tipos de platos (entradas, principales invierno/verano)
Organización temática de mi biblioteca

Proceso de presentación
Ficheros en papel (antiquísimos, de la facultad)
Carpetas anilladas (mis caracteres chinos)
Carpetas temáticas


El proceso de indización supone un criterio, que a veces es desconocido por el buscador, pero que es importante desentrañar, ya que da pistas sobre la jerarquización de los contenidos, y de los criterios que se usaron para establecer esta jerarquía (podrían ser comerciales, temporales, relevantes). El viejo criterio alfabético, útil cuando no está disponible otro mejor (en la biblioteca de la facultad: las viejas fichas de papel), pueden ser modificados en función de los intereses del buscador cuando el formato es digital (bases de datos nuevas de la biblioteca).

lunes, 7 de mayo de 2012

Cuando la microbiología se expande a blogs y microblogs

Las potencialidades del blog como herramienta educativa: una reflexión sobre el blog:

http://curiosidadesdelamicrobiologia.blogspot.com.ar

Uno de los aspectos más sorprendentes y estimulantes de lo que se ha dado en llamar Web 2.0 es la posibilidad de la integración de diferentes recursos virtuales que posibilitan la interacción. Este blog, organizado por un profesor de Microbiología y asignaturas afines de la Universidad Miguel Hernández, es un excelente ejemplo del cruce de recursos. En la página principal del blog hay pestañas que dirigen a otros blogs, lo cual lo asimila a funcionalidades de una página web. Allí hay herramientas para docentes e incluso uno que rastrea films que aluden a la microbiología en su trama principal. En uno de ellos se publican trabajos de alumnos, por medio de un enlace a Google Docs, con acceso restringido. Supongo que allí habrá interactividad, ya que Google Docs permite introducir comentarios o incluso editar, según los permisos que elije el que genera el documento. En este sentido, se trata de un blog que se ubica en las coordenadas más sociales y activas del esquema de Conole (2008) "New Schemas for Mapping Pedagogies and Technologies" [Internet] en Ariadne, Issue 56, 19 de agosto de 2008. Disponible en: http://bit.ly/al2dH). En la página principal, así como en las diferentes entradas, invita a unirse a las redes sociales vinculadas: Facebook, Twitter, Google+, así como vínculos directos para reenviarlo por email o comentar el blog. También posee un podcast asociado, que permite descargar el archivo de audio o escucharlo online. En cuanto al contenido del blog, es sumamente variado, con diferentes niveles de profundidad en el tratamiento de los temas, y visualmente muy atractivo, ya que abunda en imágenes y videos, así como accesos a los artículos de investigación que profundizan los temas de cada post. Además, ofrece una interesante colección de blogs de ciencia en la barra lateral y muchos recursos para docentes, tanto específicos de la disciplina como acerca del e-learning. La indagación de los recursos de este blog me ha permitido visualizar las múltiples ventajas de este recurso para tratar temas complejos, destinados a alumnos de educación superior. El blog principal muestra cómo puede usárselo como una verdadera plataforma de distribución que centraliza diferentes recursos: Facebook, Twitter, Podcast, Google Docs, entre los principales. Me interesó, fundamentalmente, porque se apropia de múltiples recursos, hasta de tiras cómicas, sin resignar profundidad en los temas, al citar y remitir a los artículos de investigación que sirven de soporte a las contribuciones. Creo que vale la pena la tarea que demanda una producción de esa envergadura, porque permite superar los límites del aula y el pizarrón, e incluso de la duración de la asignatura. Sobre todo, entiendo que, al tratarse de una construcción colectiva e hipervinculada, permite ir más allá de los límites de la propia capacidad personal.

jueves, 26 de abril de 2012

Blogs, microblogs, micromicroblogs, palabra clave, micropalabraclave, sílaba clave, microsílabaclave

En la Feria del Libro, el rector de una universidad chilena expresó que: “Escribimos y leemos para saber. Si no, todo sería literatura light. La lectura tiene por tarea hacer más pesadas las cosas. Esa es la tarea de la escuela y de la universidad y la creencia opuesta le hace daño a la cultura”. Añade que aunque la evidencia empírica disponible demuestra que nunca se escribió y leyó tanto como ahora, el problema es que la comprensión de lo que significa leer devalúa la dignidad del libro. En otras palabras: “Leemos más pero leer implica cada vez menos”. Me hizo pensar en los blogs y los microblogs, que informan qué hace alguien entre los emails y los blogs, como expresa el video de los contenidos de esta semana.

Soy docente de filosofía en educación superior, formadora de futuros docentes e investigadores en el área de la filosofía antigua, y mi desafío cotidiano es la búsqueda de estrategias pedagógicas para facilitar el acceso creativo a textos altamente complejos. Además, tienen que ser mecanismos adaptables a 450 alumnos y a mi propia vida, que intenta expresarse y manifestarse más allá del rol docente. Lo que ocurre en mi vida entre los emails y los blogs es demasiado complejo o demasiado personal para expresarlo en un Twitter. He encontrado otros canales más interesantes y menos invasivos.Creo que el blog es una muy buena opción cuando no se cuenta con plataformas como Moodle en la Unidad Académica y que los foros son una excelente herramienta para debates y compartir experiencias. Después de muchos años de usarlo, he dejado de utilizar el blog porque gran parte del material que uso con mis alumnos está afectado por la SOPA, así que pasé a canales más privados. Para mi disciplina Google Docs me resultó muy útil, todos mis alumnos vuelcan sus trabajos ahí, con opciones de comentar o editar.

domingo, 22 de abril de 2012

Los canales virtuales de comunicación con los estudiantes

He probado a lo largo de los años varios canales de comunicación virtual con los alumnos, básicamente email, blog y moddle, que ofrece a su vez varias posibilidades. El email y la moddle son los que me han ofrecido más ventajas. Tuve un blog durante mucho tiempo, pero cuando la Facultad introdujo el Campus Virtual con Moddle migré a ese formato. Me gustaría aprender a explotar sus posibilidades, ya que creo que realizo un uso parcial. Cuando realizo cursos suelo quedar algo decepcionada porque ofrecen contenidos para realizar reflexiones generales, importantes sin duda, pero que no tienen un impacto directo en la mejora de cuestiones específicas. El email sigue siendo, de todos modos, para mí, uno de los más efectivos.
No creo que Twitter se adapte a mis necesidades, es muy limitado y, además, no quiero multiplicar demasiado las vías de comunicación porque creo que pueden crear confusiones y, por otro lado, suman tareas a una agenda diaria ya recargada por razones que todos conocemos. En uno de mis lugares de trabajo se empezó a usar en la cátedra y hasta ahora no le encontramos utilidad alguna.
Los usos de las nuevas tecnologías son excelentes, nos sorprenden cada día, pero también son invasivas y cada recurso requiere tiempo, así que creo que hay que pensarlo bien antes de introducir un recurso nuevo.